Los problemas en la visión son bastante comunes hoy, sobre todo con el tema de la tecnología y la vista; cuando hablamos de niños los padres, incluyéndote de seguro que se preocupan bastante por su vista, porque no quieren que pueda generarse un daño a largo plazo en caso de que sea un problema degenerativo, pero tranquilo, si estás aquí, es porque deseas aprender sobre la primera revisión de visión para cuidar de la salud visual de tu hijo.

Además, ten en bastante en cuenta que en este caso es para hablar acerca de la primera revisión y no un chequeo para edades posteriores a las que se nombrarán.

La primera revisión que se le realiza a nuestros hijos es al nacer, que se realiza en una clínica médico familiar, el cual se encarga especialmente de chequear la vista de los recién nacidos, puesto que es importante saber desde su nacimiento si presenta algún tipo de problema en su vista.

Para este tipo de casos no debes realizar una consulta en sí, sino más bien que debes simplemente arreglar el día del nacimiento del niño/a con el fin de que se te cobre en los gastos la consulta óptica del recién nacido.

Pero, pensando en la primera consulta a la que deberías de llevarlo tú, una vez que sea un poco más grande ¿Cuándo sería la revisión de visión?

¿Cuándo sería la revisión de visión?

Fácil, la respuesta es más común de lo que parece, cuando el niño tenga ya un total de 3 años de vida, desde ese punto hasta que cumpla sus dos años debe realizarse consultas médicas preferiblemente de manera mensual, puesto que estas serían sus primeras revisiones.

Como todo en la vida existen casos extraordinarios, en este caso, nos referimos a si tu bebé presenta algún tipo de incomodidad en la vista o notas algo extraño en cuanto a la visión de este antes de la edad de 3 años, es importante que lo lleves, aunque no sea la edad más común para llevarlo.

 

¿Por qué exactamente se realizan estas revisiones?

Toda revisión médica tiene un motivo, esta no es la excepción, en este caso es para detectar a tiempo las anomalías que puedas suceder en la vista del pequeño o pequeña, que en dicha edad puede empezar a tener cambios en la vista y presentar condiciones visuales que tienen mayores consecuencias más adelante en caso de no tratarse.

Por ejemplo, podrían evitarse de forma rápida las cataratasretinoblastoma o algún tipo de malformación que se genere en el área ocular del bebé, por lo que debes siempre tratar de tener esto en cuenta a la hora de tener un hijo, puesto que necesitan obligatoriamente de la revisión de dichas condiciones o podría tener problemas a futuro.

Toda revisión médica tiene un motivo

 

¿Qué se hace durante estas revisiones?

Durante estas revisiones que se le realizan a tu hijo o hija, con el fin de detectar posibles anomalías visuales y evitarlas, se ejecutan varios procesos, entre los cuales los principales son:

  • Exámenes de refracción: Este es uno de los principales exámenes que se realizan y este se hace con el fin de que se obtenga detalle de la vista del paciente, de esta forma puede realizarse una prescripción para el uso de gafas o lentes de contacto.
  • Examen de la visión binocular: En este se evalúa la capacidad que tiene el individuo para poder vincular 2 imágenes en una, puesto que cada ojo puede captar una imagen desde diferentes posiciones y así lograr la fusión, obteniendo una sola percepción de la imagen.
  • Examen de estereopsis: Al igual que los otros es realmente importante y evalúa específicamente la forma en la que los ojos logran distinguir imágenes 3D, por lo que toma en cuenta factores como la visión de profundidad, lados, etc.